jueves, 2 de agosto de 2012

ACTITUD PERSONAL


ACTITUD PERSONAL

Una actitud feliz enaltece la vida, y esto se logra cuando el propósito y la intención están alineados.
 “La última de las libertades humanas es la actitud personal ante el conjunto de circunstancias”.
Si no aceptas la impermanencia no puedes aceptarte ni aceptar al mundo. La mente siempre te llevará hacia atrás  al pasado, o al incierto futuro, llenando de temor los espacios vacíos. Por eso la insistencia de vivir “Aquí y Ahora” con la pureza emocional de La Rendición donde La Divinidad comanda.
Que surja La Armónica Crística…
Cambiar codicia, hostilidad e ignorancia por generosidad, solidaridad y sabiduría.
En este singular viaje estamos corriendo la aventura más maravillosa respondiendo a la llamada del Reino.
Hay una singular armonía en el terreno circundante, a pesar de la soledad de la ladera que divisas…Tus ojos  ven un paraje caótico, donde solo tus sueños te permiten renacer las esperanzas. Ves extremos y entonces te rodeas con límites.
El cambio comenzó porque tú lo impulsaste. Y ahora vendrá un mayor cambio y más rápido… Extiende tu mano y alístate para recibir esta oportunidad de conexión con la unidad y la compasión. Ten las expectativas bajo control con una visión clara.
Impulsados por el corazón con una percepción elevada de nuestra Libertad Divina, sumergidos en El Infinito, fluimos re-conectándonos con la frecuencia base del amor.
Y es entonces donde brota la inmensa alegría que derrumba viejas estructuras de separación y dualidad. Recuerda que la alegría sostiene la paz, el enojo la guerra. La alegría es el canto de los pueblos libres, almas en expresión purificadora de ambientes  donde destellan…Y porque soy libre te regalo mi mejor sonrisa, esperando que me ayudes a sostenerla con tu alegría por el resto del día, y más también…

“Qué la Voluntad Verdadera pueda cantar por una Vida Alegre, Abundante e Inmortal a partir de cada Nacimiento”

                                                                        Marcela Oromí