lunes, 29 de agosto de 2011

QUE EL MUNDO TE CONQUISTE







Vaciar el contenido para soltar Tu Esencia más pura, la que nos habla de nuestro orígen divino; indiscutible orígen que reconoce al Padre y en El a Su Santo Hijo Inocente.



Tú eres "Su Santo Hijo Inocente" y como tal, nada mas que La Luz puede tocarte. Eres invulnerable; no hay modo de presionar tu corazón en contra de esta premisa fundamental del Prinicpio Divino que te sostiene.




Tú eres su respiración...cada hálito de vida habla de Tu Santidad. Mantén Tu respiración en armonía con La Mente de Dios, comprendiendo que solo El está a cargo de tu vida, y tu Yo Superior, que está en contacto con Tu Mente Divina, dirige con honor al vehículo que en esta tercera dimensión te conduce.




El Ser que habita en Ti es contenido en un vehículo divino, templo de la divinidad que Eres. Alineando todos tus pensamientos a La Mente Sagrada y reafirmando tus emociones sostenidas en Tu Corazón Divino, podrás alimentar con equilibrio tus cuatro cuerpos, en armonía con el canto de Tu alma, para lograr la paz de Tu mirada que ha venido a sanar el mundo.




Te dijeron alguna vez que tendrías que conquistar al mundo?!...Qué trivialidad!!!, si el mundo ya ha sido conquistado por interminables hilos dorados de Amor...Tú solo viniste a demostrarle a La Fuente la belleza que hay en este mundo y que te conquista. Viniste a brillar y con el brillo lograr que el mundo te conquiste...porque la información de lágrimas, penas y miedos que ascendían a Las Altas Esferas de Consciencia extremecían de dolor a Nuestros Hermanos del Cielo...Tú viniste a transformar esa realidad en alegría, y dejarte conquistar por la belleza de este mundo...Cómo? observándo cada mínimo acto de amor que hace saltar tu corazón de emoción calificada...




Permite que el mundo te conquiste!...Observa los pastos verdes, el maravilloso sonido del mar, la belleza de sus tierras coloreadas, los deliciosos aromas y delicados tonos de sus flores, la audacia de sus mares, y por qué no: la frágil inocencia que habita en cada ser de este planeta...






Y agradecer esta belleza que está frente a tus ojos conquistándote...




Aquí sostendrás una premisa, la de saber guiar tu mirada hacia la belleza. Cuando nos abruman los otros efectos visuales que solo muestran la cara triste de una realidad que no nos corresponde, apreta el botón bendiciéndola y ve en busca de la belleza. Por Ley de Correspondencia Divina, si tu observas belleza, serás belleza, irradiarás belleza y sanarás con la belleza de tu alma tranquila...




Este es un deporte, un trabajo diario de percepción divina. Una bella manera de amar a través de tu mirada...



...y que El Cielo descienda a todos aquellos puros de corazón que han concebido en sus almas al niño que Dios ha traído a este mundo a festejar la humanidad...



Marcela Oromí