martes, 16 de octubre de 2012

PUEDO VER

LOS OJOS POR FIN PUEDEN VER QUE TODO YA ES...
Y QUE MI FELICIDAD NO DEPENDE DE NADIE...
SI DE MI ESTADO INTERIOR DE COMPRENSIÓN HACIA MI MISMO.

DIOS HA CORREGIDO MIS TEMORES. CON EL PERDÓN COMO LIBERACIÓN ,,,
CONTINÚO MI CAMINO HACIA LA REDENCIÓN DE ESTA HUMANIDAD.
RECONOZCO QUE NO SOY YO QUIEN DEBE REDIMIR AL MUNDO PORQUE EL MUNDO YA HA SIDO REDIMIDO.
SOLO ES PARTE DE MI JUEGO...
MI PADRE LO DIJO ANTES POR MI: "YA FUE CONSUMADO".
NADA ES TAN DIFÍCIL PORQUE TODO LLEVA EL SELLO DE MI FELÍZ CONFIANZA....

AÚN ESCUCHO LAS NOTAS DEL HIMNO CELESTIAL QUE ME INDICAN QUE NO ME HE ALEJADO TANTO DE CASA
 
Marcela Oromí
Y TODO APRENDIZAJE DESAPARECE
ANTE LA PRESENCIA DE DIOS
 
El momento mas hermoso de la vida es cuando no hay confusión ni certidumbre. Uno simplemente es: un espejo que refleja lo que existe, sin sentido ni dirección, sin proyectos ni futuro, solo plenamente en el momento, rabiosamente en el momento. Cuando no hay mente, no puede haber futuro ni proyecto alguno de futuro. El momento lo es todo, el todo dentro del todo, la totalidad de la existencia. Osho. —

GUIAME SEGÚN TUS SABIOS PLANES
Y SE CUMPLIRA MI UNICO ANHELO
J. Kentenich